BUSCA TU AUTO
 

Ferrari F12 Berlinetta
Submit to FacebookSubmit to Twitter

 

El F12 Berlinetta es el Ferrari más potente de la historia

Entre nueve meses y un año. Ése es el tiempo que deberán esperar los que quieran adquirir el nuevo Ferrari F12 Berlinetta. Y es que la producción de 800 unidades anuales se antoja innecesaria para la gran cantidad de peticiones que ha recibido la casa italiana de clientes que reclaman su última joya.


Según Luca Cordero di Montezemolo, uno de los atractivos que ha suscitado semejante éxito con el Ferrari F12 Berlinetta es la posibilidad de comprar un coche que ofrece la misma potencia que un monoplaza de Fórmula 1. Y es que la última creación de la mítica firma italiana cuenta con un propulsor que desarrolla hasta 740 CV.

Esta cifra de potencia nos lleva a sacar una curiosa conclusión. Teniendo en cuenta que el precio del Ferrari F12 Berlinetta es de 274.000 euros (US$355.000 aprox.), podemos afirmar que cada CV del motor tiene un coste de 371 euros. Una cifra nada desdeñable, como siempre que hablamos de súper deportivos de lujo.

 

Ferrari F12 Berlinetta: presentado en el Salón de Ginebra

Cuando Ferrari presenta un modelo nuevo, el mundo de la automoción se detiene. Es así y decir lo contrario sería mentir. Y ha sucedido de nuevo con el Ferrari F12 Berlinetta, que además se convierte por derecho propio en el Ferrari de calle más potente de la historia. El sustituto del Ferrari 599 cuenta con un motor V12 de 6,3 litros y una potencia de 740 CV, siendo su par máximo de 690 Nm.

Todas estas cifras se traducen en una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,1 segundos, mientras que la velocidad máxima no ha sido declarada, aunque Ferrari ha confirmado que el F12 Berlinetta supera los 340 km/h, lo que sin duda ha ayudado a este nuevo modelo a batir el récord de vuelta del circuito de Fiorano para un coche de calle.

Sin embargo, a pesar de que Ferrari siempre trata de fabricar los motores más rápidos del mundo, no dejan de investigar campos como el ahorro de combustible, donde se consigue una mejora del 30% respecto al anterior Ferrari 599. El nuevo F12 Berlinetta gasta 15 litros de gasolina a los 100 kilómetros, mientras que el nivel de emisiones es de 350 gramos de CO2 por kilómetro.

 

Un Ferrari por dentro y por fuera

Si espectacular es el motor, no lo es menos la estética del nuevo Ferrari F12 Berlinetta. Con la mano de Pininfarina tras su diseño, estamos ante un deportivo afilado y musculoso, con una parrilla delantera muy amplia que integra el logotipo del Cavallino en plateado.

La parte trasera destaca por sus ópticas redondeadas, que en cierto modo recuerdan a las utilizadas en algunos modelos de Alfa, el difusor trasero aparentemente partido en dos por una caída de la carrocería y las cuatro salidas de escape que asoman a través de él.

En el interior tenemos el diseño clásico de un Ferrari, aunque con un detalle que merece la pena ser comentado. Desde el asiento del copiloto aparentemente es imposible ver el velocímetro y el cuentarrevoluciones por el diseño de estos. ¿Es un problema? Para nada. Ferrari ha colocado un segundo velocímetro y un segundo cuentarrevoluciones, digitales ambos, justo encima de la guantera para que el acompañante sea consciente en todo momento de la velocidad a la que pasan las cosas.

Por último, Ferrari ha trabajado a destajo tanto en la estructura como en el chasis del F12 Berlinetta, habiéndose utilizado aleaciones que nunca antes se habían usado en la construcción de un coche. En parte gracias a ello, se gana un 20% en lo que a rigidez estructural se refiere, se ahorran 70 kg respecto al 599 y se logra bajar el centro de gravedad. El reparto de pesos queda fijado en un 54% sobre el eje trasero.

 

Fuente: autocasion.com

Novedades

Toyota iQ EV: Eléctrico

 

La marca japonesa lo tiene claro: su plataforma Hybrid Synergy Drive es lo suficientemente flexible para dotar de tecnología a vehículos eléctricos puros (destinados a la conducción en ciudad), híbridos enchufables -para los que necesitan escaparse de los límites de la urbe-, híbridos (para las distancias medias) y de célula de combustible, para un uso en viajes largos.